¿Cómo estas iniciando 2019?

¿Como empezar el año? Seguramente es una pregunta que esta rondando en nuestra mente, probablemente con inquietudes, sueños y temores.

Solo con desearnos un feliz año lleno de bendiciones, salud, amor y bienestar no basta. Este tiempo de fin e inicio de año, es un espacio de reflexión, revisar en retrospectiva lo que hicimos, donde estuvimos, con quienes nos relacionamos y finalmente nuestros éxitos y fracasos nos pueden dar una idea de ampliar perspectivas, hacer ajustes, acercarnos a algunas personas y retirarnos de otras.

Ya lo hemos mencionado el principal recurso con el que contamos es el tiempo 365 días que cuando nos demos cuenta habrán pasado con rapidez y sin hacer probablemente cambios de mejora importante.

Como todo no basta la intención, habrá que considerar centrarse en aquello que es importante, aquello que pueda generar una diferencia que nos llene de satisfacción, ya sea construir relaciones o proyectos que nos ayuden a sentirnos más vivos, energizados y satisfechos. Estos pueden ser de diferente índole ya sean personales, profesionales o laborales.

Cuales son aquellas personas que nos ayudarán hacer una diferencia en significar lo que hacemos, en quienes pensamos que a lo mejor están lejos, pero que ahora con los medios virtuales pueden en realidad estar al alcance; aquellas personas que en algún momento fueron significativas y queridas, como familiares, compañeros de estudios o de trabajo.


¿Qué tan conectado estas con las personas que te rodean? Una simple llamada puede hacer grandes cambios, ya sea curar relaciones, acercarnos, abrir oportunidades, pero lo más importante sentir ese eco del universo donde todos somos uno y generamos y ampliamos mayor bienestar para todos.

Piensa en aquellas personas queridas con las que has transitado parte de tu camino, haz una reflexión honesta de que puedes aportar para crecer en ella, ya sea un tema de perdón, reconciliación o simplemente de volver a conectarte. En las relaciones interpersonales la mayoría de las veces es una vía de doble sentido, la experiencia prácticamente que se vive, tiene el mismo valor y significado de quienes la construyen.

Cuando compartimos conocemos, aprendemos, disfrutamos y sufrimos, es parte de esa experiencia que nos hace crecer. Crecemos con los otros porque por mala que haya sido la experiencia deja un aprendizaje.

Cuando deseamos amor y felicidad, busquemos vivir ese amor y felicidad; la mejor fuente para ello son las personas, las relaciones y los momentos que vivimos en compañía.

Revisar como están mis relaciones ya sean familiares o de trabajo, que tan cooperativos somos, que tan involucrados estamos puede ser un buen punto de partida. ¿Qué falta para mejorarlas? Mucho de lo que se puede hacer principalmente esta en uno mismo, que tengo que cambiar para que la relación mejore, ya sabemos el cambio empieza por uno mismo, ya sea mejor la calidad de los compromisos que hacemos, mejorar hábitos, pero de inicio hacer un reconocimiento de que es aquello que no permite avanzar, esto no quiere decir que seamos permisivos o que sedamos ante presiones o cosas que nos puedan afectar, de lo que se trata es de mejorar la forma en como nos comunicamos con los otros siendo asertivos más no agresivos.

Y en tema de los proyectos que podemos emprender ser tenaces y persistentes, recodar que la intención no basta, hay que estar enfocados, tener disciplina e ir midiendo los avances, para ello habrá que tener claro el plan de vuelo, metas y objetivos claros y posibles, acciones puntuales con tiempos, aprender a gestionar recursos para que no tengamos excusas para no lograr lo que queremos emprender.

Si tu proyecto es mejorar tu salud; o de esparcimiento; o empresarial-laboral, es importante que te tomes el tiempo para aterrizarlo y revisar con detenimiento cuales serán los beneficios de esto y cual será el costo de hacerlo. Y por último mientras más lo compartas mas compromiso tendrás en realizarlo, al empezar a hablarlo ya lo estarás construyendo, con la reserva si es un proyecto empresarial o laboral tener el cuidado del riesgo que puede tener el que te copien tus ideas o que puedan boicotearte.


¡El equipo de Factor Estratégico te desea lo mejor para este año 2019, que sea el principio de un continum de crecimiento y satisfacción personal!

Marco. S. Stone

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

CREADO POR: OTANTIK ICHERIK