Reflexiones de cierre de año en tu trabajo

Estamos llegando a un cierre de año más. Esta época siempre me invita a la reflexión, tanto en lo personal como en lo laboral.

En las empresas normalmente desde el segundo semestre empezamos a generar proyecciones de cierre y estimados de presupuesto del próximo; pero es por estas fechas que realmente cerramos la mayoría de los proyectos u objetivos del año.


¿Cómo podemos aprovechar mejor de esta época de cierres?


Dependiendo del tipo de industria y cada área en particular, el mes de diciembre puede incluso convertirse en el más movido del año o en el más tranquilo. Cualquiera que sea el caso, es importante darnos un tiempo para reflexionar sobre los principales eventos del año.

A continuación, enlisto algunas preguntas que pueden apoyar esa reflexión que servirá para revisar fortalezas, así como los aprendizajes que podrás aplicar al año siguiente.


1) ¿En qué porcentaje se cubrieron tus objetivos generales planteados?

No pretendemos en este momento realizar una revisión detallada de desempeño, sin embargo, es importante obtener un porcentaje aproximado para poder evaluar objetivamente tus logros.

Si has respondido que no se cumplieron en su totalidad, ¿Cuáles fueron las causas?. Estas podrían ser falta de conocimiento, o claridad en los objetivos y cómo comunicarlos, probablemente temas de liderazgo o de trabajo en equipo (por mencionar las más comunes).


2) ¿Cuál fue el mayor reto al que te enfrentaste en el 2017, y cómo contribuyó al logro de tus objetivos?

Esta pregunta te permitirá generar conciencia de cómo generaste aprendizaje o logros a partir de un reto.

Aquí me gustaría poner el ejemplo de Ricardo, quien trabaja como coordinador de un grupo de jóvenes en un call center especializado en soluciones de Sistemas. Uno de los objetivos de del área en 2017 era el de incrementar el nivel de satisfacción del servicio de 75% en el 2016 a 95% en el 2017.

El equipo fue creado apenas en 2015, existía en esa fecha alta rotación y requerían ser más eficientes. La continua capacitación parecía no ser suficiente dado la rotación.

El mayor reto de Ricardo en 2016 fué fortalecer su liderazgo y generar compromiso de sus equipos. Se sometió a un proceso de coaching ejecutivo para recibir el acompañamiento y desarrollar sus habilidades de comunicación, motivación y negociación. Aprendió a mover a su equipo de tal modo que redujo la rotación y a pesar de varios tropiezos logro llegar al 92% de servicio a fines de 2017.

3) ¿Existió algún cambio importante en tu vida personal que repercutió en tus resultados de trabajo?

Puede ser que al momento de reflexionar sobre el desempeño laboral perdamos de vista los acontecimientos en nuestra vida personal. Recordemos que somos seres integrales, cualquier cambio favorable o negativo en el aspecto personal impacta en el laboral;


4) ¿Se fortalecieron o se debilitaron los lazos de comunicación con mis relaciones laborales?

Algunas veces buscamos el resultado sin reflexionar demasiado sobre el impacto de nuestras acciones en nuestras redes laborales. He comprobado que las personas que se enfocan en el resultado pero que tienden a tener buenas relaciones con las personas, llegan a ser más exitosos y fomentan mejores ambientes laborales. Cada vez más vemos que el “CÓMO” se vuelve tan importante como el “QUÉ”; a mejores relaciones (networking) podemos llegar a mejores resultados aprovechando la diversidad y la colaboración.


5) ​¿Cuál fue la experiencia más agradable en este año?

Reconocer las experiencias que nos generaron la mayor alegría, nos ayuda a identificar esa sensación y generar emocionalidad positiva en tu entorno laboral. Podrás accesar a esta sensación siempre que lo requieras.


Te invitamos a seguir fortaleciendo tus competencias personales y laborales, en este cierre de año, seguiremos con reflexiones,


Saludos y excelente día!

M. Romero


Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

CREADO POR: OTANTIK ICHERIK