Aprendizaje y cambio en los equipos de trabajo

Si tomamos en cuenta que todo esta cambiando de forma muy rápida y que uno de los principales retos organizacionales tendrá que ver con resultados de los equipos ya sean presenciales o virtuales tendremos que entender como hacer de la integración y gestión de equipos una fortaleza elemental. Esto abarcaría un liderazgo participativo y transformacional es decir habrá que considerar elementos como la flexibilidad, la alternancia en funciones y puestos que permita la inclusión de los participantes y atienda de una forma consistente el ampliar la forma de ver las cosas generando respuestas diversas al enfrentar la complejidad del cambio y sus retos.

El aprendizaje como factor de éxito en los equipos tendrá que llevarse mediante procesos de retroalimentación y poniendo en práctica iniciativas de cómo hacer mejor las cosas, sin duda ampliará el valor que puedan desarrollar al trabajar en equipo, para ello se requiere que el equipo se permita sentirse vulnerable (Patrick Lencioni) es decir que se esta abierto a la critica como una propuesta de mejora, habrá que implementar metodologías que permitan procesos de discusión sanos es decir no caer en polémicas y una acertada gestión del conflicto cuando surja.

Los procesos de aprendizaje más utilizados son de aprendizaje de actividades (Offenbeek 2001), quien lo define como un proceso interactivo. También es importante atender la parte psicológica de los integrantes desarrollando las necesidades básicas de: inclusión control y afecto (Shults) entendiendo como control, la capacidad individual o grupal de tomar decisiones y en su efecto de saberse importante dentro de la organización.

Los equipos necesariamente pasarán por etapas como: inicio, crecimiento, madurez y consolidación, con lo cual será importante el manejo y del líder para saber cuales serán los comportamiento y conductas con los cuales tendrá que maniobrar para entender el proceso del equipo y como aminorar los efectos y aprovechar las oportunidades que se presenten.

Cuando los equipos se encuentren en su etapa de madurez, presumiblemente podría decirse que estarán trabajando como equipos de alto desempeño, sabiendo bien su contribución sus roles y responsabilidades con un alto grado de identidad, responsabilidad y compromiso.

Asegurar el camino para llegar ahí requiere de observación constante, diagnósticos y un ejercicio de autocrítica del equipo para asegura la mejora.

Una organización que aprende, tiene más posibilidades de enfrentar los cambios.

¡Excelente día!

Marco. S. Stone.

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

CREADO POR: OTANTIK ICHERIK